Marihuana y alcoholismo

Share

marihuana-efectos-fotoUna persona adicta es un ser humano esclavizado a algo de lo cual no puede prescindir independientemente de su voluntad, sus deseos o su conveniencia.

Quienes fuman posiblemente tengan cinco veces más probabilidades de llegar a volverse adictos al .

 

HAY MÁS

Los marihuaneros ya vinculados de manera problemática con el alcohol, también pudieran ser menos proclives a dejar la bebida.

Fumar marihuana no es gracioso, ni inofensivo. Es un acto de elevada peligrosidad pues este mejunje, además de actuar de manera similar al tabaco incluyendo la cancerización del consumidor, afecta la memoria e interfiere con la capacidad de recordar información nueva, entre otras cosas desagradables.

Enlentece los reflejos, es una droga depresiva y provoca nerviosismo, envenenando en el adicto las normales relaciones con la familia, la escuela, el trabajo y la sociedad en general.

En las personas, aun sin haber llegado a ser adictas a la marihuana, su empleo aumenta la vulnerabilidad de presentar un problema con el consumo de alcohol.

DESAGRADABLES EVIDENCIAS

Se realizó una investigación en la Universidad de Columbia, de la ciudad de Nueva York, publicada en la revista Drug and Alcohol Dependence. En el estudio participaron más de 27,000 adultos y ninguno de los que habían consumido marihuana por vez primera, presentaron problemas con el alcohol.

Pero se demostró cómo los consumidores ya habituales de marihuana tuvieron cinco veces más probabilidades de involucrarse peligrosamente con el alcohol en relación con quienes no la consumían.

Por otra parte, aquellos que habían presentado problemas de fueron menos propensos a incorporarse en programas de recuperación  del abuso de alcohol tres años más tarde, cuando fueron comparados con los no consumidores de este maléfico potingue vegetal.

MÁS EVIDENCIAS, POR SI FUERA POCO

Anteriormente la revista JAMA Psychiatry reportó hallazgos similares. Se incluyeron a más de 35,000 adultos entrevistados en un intervalo de tres años.

Dos terceras partes de los consumidores de marihuana presentaron alguna forma de trastorno por consumo de otras sustancias como fueron  alcohol, o una dependencia a la nicotina.

Esta situación solo se constató en menos del 20 por ciento de quienes no consumían marihuana.

CONOCER LOS RIESGOS

Se debe tener la percepción de un aumento en el riesgo de presentar problemas con el alcohol asociado con el consumo de marihuana.

Sobre todo en la población más joven y por eso con mayores vulnerabilidades en relación con el inicio de problemas por su uso. Y también en aquellos con antecedentes familiares de variados trastornos debido a la misma causa.

Habitualmente cuando son tratadas personas por presentar problemas por el consumo de alcohol, se incluye también una evaluación por el uso de otras sustancias indeseables.

Y como el consumo de marihuana parece ser un obstáculo para la recuperación del alcoholismo, esta posibilidad debe ser explorada y resuelta con el fin de lograr una recuperación eficaz y permanente de los alcohólicos.

Fuente:

Deja un comentario

Your email address will not be published.