Dejar de fumar poco a poco también funciona

Share

fumadores(Ese Mediquito...!)La fórmula clásica recomienda dejar de de un día para otro. Fijar una fecha, planificar el momento, ir haciéndose a la idea y, llegado el día, asumir el reto y cortar por lo sano. Sin embargo, esta estrategia representa un muro insalvable para una gran parte de fumadores. Afrontar el día D puede resultar muy estresante, especialmente para quien ya ha fracasado en intentos previos y la frustración les impide darse otra oportunidad. Por ello, las terapias progresivas, ir dejándolo poco a poco, están ganando terreno. Un estudio publicado por la revista (JAMA) supone un nuevo aval para este abordaje, al demostrar que el uso del fármaco vareniclina mientras se reduce progresivamente el número de cigarrillos ofrece altas tasas de éxito, en torno al 30% de deshabituación al cabo del año, comparable a los mejores resultados con otros métodos.

“El estudio es muy interesante; ya sabíamos que la terapia sustitutiva [parches, inhaladores, chicles de nicotina] es eficaz no solo en programas de abandono brusco, sino de reducción progresiva de consumo; pero ahora tenemos la prueba de que la vareniclina también sirve”, relata Carlos Jiménez Ruiz, director del programa de investigación en tabaquismo de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

Efectos de dejar de fumar

A los 20 minutos. El ritmo desciende

12 horas. El nivel de en la baja a lo normal.

De 2 semanas a 3 meses. Mejora la circulación y la función pulmonar aumenta hasta un 30%.

De 1 a 9 meses. Menos tos, congestión nasal, cansancio y dificultad para respirar. Los pulmones mejoran en su capacidad de controlar las mucosidades y reducir las infecciones.

Un año. El riesgo de sufrir enfermedades en la arteria coronaria cae a la mitad que entre los fumadores.

Cinco años. De cinco a 15 años después de dejar el el riesgo de sufrir embolia cerebral se iguala al de los no fumadores.

Diez años. El riesgo de morir por cáncer de pulmón baja a la mitad del que tienen los fumadores. Baja la probabilidad de desarrollar cáncer de boca, garganta, esófago, vejiga, riñón, cuello uterino y páncreas.

15 años. Se iguala con la media de la población el riesgo de padecer .

Tomado de: El País

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.